Sigue Orizaba con vida en la liguilla

Los Albinegros ganaran 4-1 a los Tuzos de San Juan de Aragón (4-2 global) en el partido de vuelta de los 32avos de final de la Tercera División profesional de México.

Redacción

(Sábado 11 de mayo de 2019) Los Albinegros de Orizaba siguen con vida en la liguilla de la Tercera División, luego de que este sábado ganaran 4-1 a los Tuzos de San Juan de Aragón (4-2 global) en el partido de vuelta de los 32avos de final.

El equipo que dirige César Mayoral avanzó a la ronda de 16avos, en la que deberá esperar a conocer este domingo al que será su rival en dicha fase de la liguilla del circuito inferior de ascenso del futbol mexicano.

El partido se disputó en la alcaldía Gustavo A. Madero de la Ciudad de México, donde se impusieron con anotaciones de Luis Ayala en dos ocasiones, así como una de Zenón Guzmán y otra más de Oscar Hernández.

Los bicolores regresarán a la Pluviosilla, donde se mantendrán en actividad y a la espera de la confirmación de su próximo oponente, así como los días y horarios en que se jugará la serie.

El primer gol de Orizaba cayó al minuto seis, al aprovechar Luis Ayala una mala salida del portero, controló el esférico y definió para hacer el 0-1.

Al minuto 17 los orizabeños anotaron el segundo tanto, Luis Ayala sirvió desde la banda a Zenón Guzmán, éste entró al área, con un recorte se quitó a un defensor y anotó con disparo pegado al poste izquierdo, para el 0-2.

El 0-3 cayó al minuto 48, luego de combinarse Jorge Gómez y Zenón Guzmán, éste envió servicio al área que rechazó la zaga tuza, pero el balón cayó a Oscar Hernández que controló la pelota se quitó a un marcador y anotar.

El 0-4 lo consiguieron al minuto 55, y fue el segundo gol del partido para Luis Hernández, quien contó con la colaboración del portero tuzo, al fallar al intentar controlar el esférico luego del cobro de un tiro libre del jugador bicolor.

Tras este gol, de manera muy desafortunada la porra de Aragón inició una serie de agresiones contra los aficionados bicolores, lo que derivó en empujones y golpes.

El conato llegó a mayores y el juego tuvo que ser suspendido por algunos minutos por el árbitro, quien al ver que el portero suplente de los bicolores corrió en dirección a la tribuna, pues su familia estaba siendo atacada, lo expulsó del encuentro.

Tras casi cinco minutos de suspensión, el duelo siguió su marcha, pero la tónica era la misma, con unos orizabeños dueños por completo de la situación.

El equipo capitalino anotó el de la honra al minuto 67, mediante su goleador Alan Delgado, por cierto, campeón de goleo individual del circuito.

.