Entre burlas, racismo y falta de profesionalismo

Y nadie hace nada!!!

Jorge García Lara

Que tal señores…

Creo que dejé muy en claro como me integre a jefes.

En estos momentos se viven temas muy complicados en el futbol mexicano, sobretodo en la liga de Ascenso MX.

1.-       La burla de Cuauhtémoc Blanco sobre el árbitro, Jorge Adán Tonix, del partido de Neza vs Dorados está fuera de toda persona equilibrada.

Que quede claro que no hablamos de castigos ni de acciones que tomaron los flamantes directivos de nuestro balompié.

Hablamos de la conducta, del comportamiento de un jugador maduro que se jacta de ser profesional, que tiene la experiencia de otros países desarrollados y que ha ganado mucho dinero como para prepararse, pero se ve que esas cantidades han servido para puros placeres.

El deporte, por muy profesional que sea, debe ser integral. Los directivos deben buscar la forma que los atletas se preparen, sino con una carrera por lo menos con cursos de comportamiento de mejora de conducta.

La idea es no ver esas imágenes que no sirven de ejemplo para otras generaciones, poco a poco el respeto para tus colegas en la competencia se va perdiendo.

No sólo es ganar dinero, como instituciones tienen la obligación aunque les duela esa palabra, la obligación de formar, inculcar y proyectar valores para la afición del futbol y el deporte en general.

2.-       No se supone que los seguidores de los Pumas de la UNAM son la clase pensante del país?

Vergüenza, pena, aberración y tantos adjetivos más podría poner. Lo cierto es que da tristeza que unos pseudos aficionados manchen la imagen de una institución tan grande en nuestro país y en Latinoamerica como lo es la Universidad Nacional Autónoma de México.

Que alguien haga algo!!!! Para desaparecer este tipo de actitudes tan lastimosas.

Femexfut  y directivos de los equipos de futbol se les está yendo de la mano la gallina de los huevos de oro.

Que esos millones de dólares que tienen en las arcas de Colima 373 Col. Roma en el DF sirvan para crear un plan de seguridad en cada uno de los estadios.

Regulen las barras y pongan responsables que respondan por la gente que haga desmanes.

Inviertan en  tecnología de punta para controlar a las barras y que la justicia imponga leyes que realmente sean ejemplares para que no haya reincidentes.

En fin, son tantas cosas que se pueden hacer.

Sólo faltan que lo quieran hacer.

3.-       Me llama tanto la atención que los psicólogos no se hayan percatado y estudiado los cambios mentales, de conducta y actitud que manifiestan los jugadores de futbol en tiempos relativamente cortos.

A esto hay que sumarle la capacidad de liderazgo y de hacer “grupitos” que manejan a su antojo a otros jugadores, porque hay algunos que son pechos fríos y se dejan manipular.

A qué me refiero? cuando el grupo líder en el vestidor no recibe el trato que cree merecer por parte del director técnico y de los directivos comienzan a “hacer la camita” al primero y a su vez ponen en riesgo la campaña y la inversión de los segundos.

Cómo se refleja? A los jugadores se les olvida, en serio se les olvida, de un partido a otro cómo jugar, cómo hacer recorridos, cómo hacer paredes, buscar variantes, meter los goles.

Pero una vez que han logrado que corran al técnico o se arreglan las cosas, por arte de magia o quién sabe por qué las capacidades, aptitudes y actitudes regresan.

Dónde queda el profesionalismo? Dónde queda el amor por la playera? El amor por el deporte? Ahhhhh ya sé, en los intereses personales de cada uno.

Y la afición?

Ojo no disculpo ni a los entrenadores ni a los directivos, son personajes que también tienen lo suyo, pero sus cambios drásticos los platicaremos en otro momento.

Cualquier semejanza con la realidad es pura coincidencia.

Amigo de JEFES usted tiene la mejor opinión de las cosas que están pasando.

Saludos.